miércoles, 6 de octubre de 2021

Bullying, una historia real: No es un juego...

 



El acoso escolar, no deja de anonadar; existen casos en donde los acosados se tornan pávidos y temerosos, no denuncian e incluso, recurren al suicidio…

Bullying, una historia real del escritor Francisco Romero, es una obra teatral la cual aborda las serias consecuencias que ocasiona el acoso escolar.  

Todo puede comenzar con un seudónimo o apodo, deja transitarse; luego, con cerbatanas improvisadas, pueden lanzarle papeles ensalivados y deja pasarse; así, los dicterios van in crescendo hasta que la situación empeora.

¿Por qué amedrentar a alguien que no congenia con los cánones establecidos por ciertos educandos y no integrarle sólo por ser distinto?

O bien, de no quererle cerca… ¿es menester atacarle al grado de denigrarle y peor, fomentar que el resto le perjudique a diestra y siniestra?

¿Cómo es que los acosadores resultan ser tan cobardes y collones que al momento de encarar los resultados de sus actos, disimulan la mirada o buscan esconderse de las acusaciones recibidas en contra suya?

Cuando los padres desconocen lo que sus hijos estragan, o consideran que sólo son juegos entre amistades, ¿hasta dónde serían responsables en caso de haber recibido advertencias y no atender el imperfecto?

Al no existir comunicación alguna y sí una tragedia, ¿lograrían recobrarse y salir adelante en determinado momento o jamás se recuperarían?

¿Qué traumas pueden producir el que unos abusivos busquen divertirse a costa de sus víctimas, y éstas, nunca logren sanar merced a dichas acciones?

¿Qué tal cuando alguien pierde los estribos y posteriormente, pueda cometer quizás un crimen el cual le haga perder años importantes de su vida? Es decir, buscar vengarse de sus atacantes y agresores para que reciban su merecido.

En las escuelas, ¿qué acciones se emprenden para intentar inhibir el acoso escolar y fomentar un ambiente de harmonía apto para todos los estudiantes?

El que persista este malestar, ¿es problema de todos? ¿Todos somos cómplices de su existencia y no atenderlo para quizás, un día erradicarle?

Una «broma», puede derivar en algo más mordaz que puede marcar a la víctima al grado de no vivir una vida plena; ¿qué debe hacerse al respecto?

Una obra teatral que no dejará de rondar en la mente por harto tiempo, es altamente recomendable para saber hacia dónde vamos como sociedad y, por supuesto, todo encenta desde la época escolar; tristemente, así es. Éxito.


¡No olviden comentar, por favor! ¡Éxito en todo momento! 



¿Dónde conseguirle y/o mirarle?


Amazon (México): aquí

Amazon (EE.UU.): aquí

Amazon (España): aquí



Disponible en:



Otros títulos sobre acoso escolar:


Yo sobreviví al bullying (Cory Eiland): aquí

Todos sabemos lo que pasó (Daniel González F.): aquí

Yo también sufrí acoso escolar (Ainara Conesa): aquí

El bullying es un asco (Juan Miguel Melgar Becerra): aquí


2 comentarios:

  1. Gracias por traerla, que habla sobre este tema que está ocasionando estragos en todas partes, incentivado por la sociedad y la tan marcada discriminación que está fomentando a todos los niveles. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Cómo estás, Themis? De antemano, siempre agradeceré por tu atención y tiempo para leer el respectivo artículo.

      En efecto, no pareciere difuminarse con prontitud este fenómeno el cual asola a nivel ecuménico; sea como fuere, no hay que dejar de luchar para conseguir verle resuelto.

      Éxito, muchas mercedes por todo y un amplexo.

      Eliminar